Guarda y Custodia a partir de los 14 años.

abril 18th, 2018 Posted by Convenio Regulador No Comment yet

Reproducimos en este post el contenido exacto de nuestra cláusula del Convenio Regulador que usamos como orientación para nuestros clientes en su primera entrevista con nosotros. Podrá usted encontrar en sucesivas entradas de nuestro blog nuestras cláusulas tipo que debe conocer cualquier persona en trámites de divorcio.

II.  A PARTIR DE LOS CATORCE AÑOS.

Una vez alcancen los menores los 14 años de edad, acuerdan los padres que sean los hijos quienes determinen el régimen de visitas, su duración y la distribución del período vacacional que desean pasar con cada progenitor”.

Tal y como anunciábamos en anteriores post, nuestro sistema de Guarda y Custodia, tanto en exclusiva como compartida prevé, al menos dos periodos, uno hasta los 14 años y otro a partir de los 14 años.

Nuestra experiencia nos indica que a partir de este momento, deben ser los hijos los que tengan opción de elegir qué periodos pasan con sus progenitores.

Nuevamente haremos hincapié en el hecho de que cada situación familiar es distinta, y en #CyAFamilia adaptaremos el Convenio Regulador a dicha situación familiar y sus necesidades, primando siempre al interés superior del menor.

También aludimos en anteriores post a la circunstancia de que, si existiesen hijos lactantes o bebés, existirá en el Convenio Regulador un tramo de edad más para regular estas situaciones, dicha edad podrá ir desde el día del nacimiento hasta los 6 o 12 meses, por ejemplo; el siguiente iría de los 6 o 12 meses hasta los 14 años y el último, a partir de los 14 años, que es el que aquí se recoge.

Contacta con nuestro despacho al teléfono 968244835, al móvil 609889700 o visitar nuestra página www.cyafamilia.com

 

Festividades.

abril 17th, 2018 Posted by Convenio Regulador No Comment yet

Reproducimos en este post el contenido exacto de nuestra cláusula del Convenio Regulador que usamos como orientación para nuestros clientes en su primera entrevista con nosotros. Podrá usted encontrar en sucesivas entradas de nuestro blog nuestras cláusulas tipo que debe conocer cualquier persona en trámites de divorcio.

«Por lo que respecta a las festividades (días no lectivos) que no recaigan en fin de semana:

  1. Las festividades que recaigan en miércoles serán compartidas por el hijo en régimen alterno, esto es cada festividad en miércoles corresponderá al progenitor que no haya disfrutado de su hijo en la anterior festividad que recaiga en tal día de la semana.
  2. Los días festivos que constituyan “puente” no serán considerados como elegibles alternativamente al estar sometidos al régimen indicado a continuación:

Si el día festivo es lunes, martes, jueves o viernes, se trataría de un “puente”, acordándose para estos períodos que el periodo de estancias se amplíe a favor del progenitor al que le corresponda la estancia en el fin de semana más próximo al festivo. Así, si la fiesta fuese lunes o martes el niño continuaría con el progenitor al que correspondió el fin de semana anterior; si la fiesta cayese en jueves o viernes, el hijo ampliaría la estancia de fin de semana desde el día festivo precedente con el progenitor al que corresponde el fin de semana al que por “puente” se une el festivo. Lo indicado se aplicará siempre que el calendario escolar del menor lo permita.

  1. Por lo que respecta a los días señalados como “Día del Padre” y “Día de la Madre”, ambos progenitores acuerdan realizar los cambios necesarios al régimen pactado para que el fin de semana, festivo o día entre semana en que recaiga el mismo, el niño disfrute de la compañía del progenitor del respectivo día.
  2. Por lo que respecta a los días de los cumpleaños de los progenitores, ambos acuerdan realizar los cambios necesarios al régimen pactado para que el fin de semana, festivo o día entre semana en que recaigan los mismos, el hijo disfrute de la compañía del progenitor que sea su cumpleaños.
  3. Cumpleaños del menor.- El menor celebrará su cumpleaños cada año con un progenitor, los años pares con la madre y los impares con el padre, a excepción de que las partes pacten, de conformidad con la flexibilidad que rige el presente Convenio, cualquier otro acuerdo en este sentido en atención a las circunstancias que concurran».

En esta cláusula se viene a regular lo que ocurre con los miércoles festivos, así como las festividades que impliquen un puente. Para el primer supuesto, esto es, para las festividades que caen justo en medio de la semana escolar, se establece en este caso un sistema alternativo, de manera que cada miércoles festivo lo pasará con uno de los progenitores.

En el caso de los puentes, para facilitar un poco, se ha establecido un sistema por el que el puente queda unido al fin de semana más próximo, de manera que los hijos permanecerán dicho puente con quien estén o les toque estar el fin de semana más próximo al puente.

Los apartados c), d) y e) pueden ser aplicados tanto a supuestos de guarda y custodia exclusiva como a aquellos en los que los cónyuges hayan optado por un régimen de guarda y custodia compartida.

En estos apartados se establece que los hijos permanezcan con el padre los días del padre, así como el cumpleaños de éste, aún cuando la estancia no corresponda; igualmente, los hijos permanecerán con su madre, los días de la madre así como el cumpleaños de ésta, aún cuando ese día – fin de semana tengan que estar con su padre, conforme a las previsiones del Convenio Regulador.

Así, aseguramos que los padres puedan disfrutar de la compañía de sus hijos en estos días especiales cada año.

Respecto del cumpleaños de los hijos, se establece un sistema alterno, de manera que cada año estarán con uno de sus progenitores; de esta forma evitamos que, por aplicación expresa de las previsiones del Convenio Regulador, a alguno de los progenitores no le corresponda disfrutar de la compañía de su hijo el día del cumpleaños, varios años consecutivos.

En estos casos los progenitores se comprometen a hacer los cambios necesarios para que puedan ser aplicables estas previsiones especiales.

Como ya hemos comentado en anteriores post, estas previsiones son generales de nuestra propuesta inicial de Convenio Regulador, obviamente, podemos establecer otras cláusulas que se adecúen mejor a la situación personal y familiar de nuestros clientes.

Contacta con nuestro despacho al teléfono 968244835, al móvil 609889700 o visitar nuestra página www.cyafamilia.com

Régimen de vacaciones.

abril 15th, 2018 Posted by Convenio Regulador No Comment yet

Reproducimos en este post el contenido exacto de nuestra cláusula del Convenio Regulador que usamos como orientación para nuestros clientes en su primera entrevista con nosotros. Podrá usted encontrar en sucesivas entradas de nuestro blog nuestras cláusulas tipo que debe conocer cualquier persona en trámites de divorcio.

 «A) Las vacaciones de verano, se dividirán en cuatro períodos, en el que el niño permanecerá cada quincena durante Julio y Agosto (1, 2, 3 y 4) con cada uno de los padres, siempre de forma alterna, de tal suerte que con uno podrá pasar los periodos correspondientes al 1) y 3) y con el otro el 2) y 4):

1) Desde el día 1 a las 10:00 horas hasta el 15 de julio a las 20:00 horas.

2) Desde el día 16 hasta el 31 de julio a las 20:00 horas.

3) Desde el 1 hasta el 15 de agosto a las 20:00 horas.

4) Desde el 16 hasta el 31 de agosto a las 20:00 horas.

Para la determinación y cumplimiento del Régimen Vacacional en todo caso se pacta un régimen por el que la madre elegirá el periodo de  permanencia del niño con ella en los años pares (2018, 2020, etc.) y el padre para su permanencia con él elegirá en los años impares (2017, 2019, etc.).

B) Las vacaciones de Navidad se dividen igualmente en dos períodos, uno que va desde el día siguiente a las vacaciones escolares y que se prolongará hasta las 17.oo horas del día 30 de diciembre y otro que irá desde dicha fecha y hora hasta el día anterior al comienzo de las clases escolares, alternándose los progenitores dichos períodos.

Para ello se pacta un régimen por el que la madre elegirá el periodo de  permanencia de su hijo en los años pares y el padre en los impares.

C) Las vacaciones de Semana Santa y otras fiestas escolares se dividirán en dos períodos de la misma duración cada uno de ellos, determinándose idéntico régimen de prioridad de elección que el establecido para el caso anterior, es decir, la madre elegirá el periodo de permanencia con su hijo en los años pares y el padre en los impares».

Este supuesto prevé la regulación del tiempo con el que estarán los hijos con cada progenitor durante las vacaciones, incluyendo verano, Navidad y Semana Santa, y podría ser aplicado perfectamente tanto si hemos optado por la Guarda y Custodia exclusiva como por la Guarda y Custodia compartida.  

Lo que en esta cláusula se propone es la división de cada periodo en dos partes, de manera que ambos progenitores disfruten de las vacaciones de sus hijos por iguales periodos.

Aquí las opciones son múltiples, por cuanto, cabe la posibilidad que durante el mes de julio, en supuestos de Guarda y Custodia compartida se mantenga el régimen de semanas alternas y sea únicamente en agosto cuando existan dos periodos de dos quincenas cada uno, y así los padres puedan organizar estancias con los menores en la playa, algún viaje o cualquier otro plan que deseen.

Como ya hemos comentado en anteriores post, aquí exponemos las cláusulas generales pero personalizaremos el clausulado del Convenio Regulador en atención a la situación familiar de nuestros clientes.

Contacta con nuestro despacho al teléfono 968244835, al móvil 609889700 o visitar nuestra página www.cyafamilia.com

 

 

Régimen de visitas, comunicación y estancias en supuestos de Custodia Exclusiva.

abril 15th, 2018 Posted by Convenio Regulador No Comment yet

Reproducimos en este post el contenido exacto de nuestra cláusula del Convenio Regulador que usamos como orientación para nuestros clientes en su primera entrevista con nosotros. Podrá usted encontrar en sucesivas entradas de nuestro blog nuestras cláusulas tipo que debe conocer cualquier persona en trámites de divorcio.

«I.- HASTA LOS CATORCE AÑOS: Se establece el siguiente régimen de visitas:

RÉGIMEN DE ESTANCIAS FIN DE SEMANA.-

         – Fines de semana alternos, el padre recogerá al menor el viernes a la salida del colegio (*** horas) y lo reintegrará en el domicilio en el que convive con la madre el domingo a las 20:00 de la tarde. Puntualmente el padre y la madre, podrán convenir que el padre recoja al hijo en otro lugar pero en ningún caso, dichos pactos puntuales modificarán la regla general obligatoria de recogida en el colegio y entrega en el domicilio materno del hijo.

RÉGIMEN DE COMUNICACIÓN INTERSEMANAL.-

         – Visitas.- Ambas partes pactan a favor del padre un régimen de visitas intersemanal los miércoles, en el que el padre recogerá al menor a la salida del colegio (****) y lo reintegrará a las 20:00 horas del mismo día en el domicilio materno.

En estos casos, si en algún momento el hijo realiza actividades extraescolares que coincidan con dicha visita inter semanal, el padre facilitará la asistencia del menor a dichas actividades extraescolares. Igualmente, el padre reintegrará al menor a la hora acordada con los deberes escolares realizados».

En CyAFamilia hemos elegido un sistema de fijación de visitas y estancias con el progenitor no custodio hasta los 14 años de edad y otro a partir de los 14 años, en el serán los propios hijos los que decidan el tiempo que quieren pasar con cada progenitor.

Este sistema permite estancias de fines de semana alternos, desde la salida del colegio, hasta el domingo por la tarde. Este régimen también puede variar en atención a la edad de los hijos, de manera que si son menores de 3 años, también podemos establecer sistemas alternativos de sábados por la mañana a domingo o incluso un día solo sin pernocta. También existen previsiones en nuestros Convenios para supuestos en los que hay bebés lactantes, previendo un sistema de estancia diaria sábado o domingo sin pernocta.

En la cláusula que aquí se contiene se establece una visita intersemanal para que el progenitor no custodio pueda disfrutar de la compañía de sus hijos también durante la semana. Aquí comprobamos que existe una única visita intersemanal pero podemos establecer también dos visitas, incluso que alguna de ellas sea con pernocta.

Dado que el interés que hay que primar es siempre el del menor, si la visita intersemanal coincide con el día que el niño realiza alguna actividad extraescolar, obviamente el progenitor que lo tiene en su compañía debe llevarlo y recogerlo de la misma para que el día a día de los hijos se vea lo menos afectado posible. En algunos casos encontramos que la visita intersemanal que se previó un día concreto, coincide siempre con alguna actividad extraescolar, de manera que el progenitor no custodio no puede disfrutar de la compañía del hijo entre semana; si esto es así trataremos de llegar a un acuerdo y cambiar, en la medida de lo posible, el día de visita.

Como ya hemos comentado en anteriores post, expondremos cláusulas generales pero personalizaremos el clausulado del Convenio Regulador en atención a la situación familiar de nuestros clientes.

Contacta con nuestro despacho al teléfono 968244835, al móvil 609889700 o visitar nuestra página www.cyafamilia.com

Atribución del uso y disfrute de la vivienda familiar en Custodia Compartida.

abril 13th, 2018 Posted by Convenio Regulador No Comment yet

Reproducimos en este post el contenido exacto de nuestra cláusula del Convenio Regulador que usamos como orientación para nuestros clientes en su primera entrevista con nosotros. Podrá usted encontrar en sucesivas entradas de nuestro blog nuestras cláusulas tipo que debe conocer cualquier persona en trámites de divorcio.

«El uso y disfrute del que constituía el domicilio familiar fue atribuido inicialmente a la madre, persona bajo cuya guarda quedaban los menores; comprometiéndose ambos progenitores a poner a la venta el citado inmueble. Sin embargo y a pesar del tiempo transcurrido, dicho inmueble no se ha venido.

Es por ello que ambos progenitores acordaron que la madre abandonase dicho domicilio familiar, y el padre pasase a ocuparlo, comprometiéndose a otorgar la correspondiente escritura de Extinción de condominio en la que el padre se adjudicase el 100% del citado inmueble, con el pago a la madre del importe que, en su caso corresponda.

La madre ha fijado su domicilio en un inmueble alquilado sito en ******.

El padre se compromete a abonar cualesquiera importes que por hipoteca, préstamos, pólizas y cargas correspondiesen al que era el domicilio familiar, eliminando a la Sra. *****de cualquier tipo de responsabilidad hipotecarias, pólizas, préstamos particulares y/o cargas, otorgando para ello los documentos y escrituras que fuesen necesarias y negociando con las entidades que, en su caso, corresponda. El padre se compromete a asumir y abonar a su cargo cualesquiera importes, tasas, cuotas e impuestos se deriven de la extinción de condominio hasta su debida inscripción en el registro, así como de los importes que deriven de las escrituras, documentos y negociaciones hayan de realizarse con las entidades bancarias que correspondan para eliminar a la Sra. **** de su condición de titular y/o avalista de cualesquiera préstamos, pólizas u otros.

A partir de la firma del presente, cada progenitores asumirá los pagos que se deriven del uso de sus respectivas viviendas tales como IBI, si corresponde, luz, agua, teléfono… y cualesquiera otros».

El régimen de custodia compartida ofrece un sinfín de fórmulas respecto de la atribución de la vivienda familiar.

Inicialmente, nos planteábamos un sistema en el que los menores permanecerían en la que había sido la vivienda familiar «casa nido» y eran los padres los que entraban y salían de la misma según el régimen de estancias fijado en Convenio Regulador. Sin embargo, este sistema resultaba harto complicado, quedando cada día más inactivo y ello no solo por los problemas económicos, al tener que sufragar gastos de tres viviendas, con lo que eso conlleva, sino también por problemas cotidianos y personales ¿A quién corresponde la limpieza del inmueble? ¿Quién pagará los suministros y gastos del inmueble? ¿Qué ocurre cuando cualquiera de los progenitores, o ambos tengan pareja? ¿Dónde duermo?

La solución que entendemos más razonable y adecuada para estos casos es la propuesta en nuestro Convenio, esto es, fijar dos domicilios, y que sean los menores los que vayan a casa de cada progenitor en función del régimen de estancias fijadas en Convenio.

Así, cada progenitor asumirá los gastos, impuestos, tributos de un único inmueble, el suyo, que habrá de satisfacer y cubrir como proceda, será responsable de limpiar, de ordenar y hacer las tareas cotidianas sin tener que pedir ni dar explicaciones al otro progenitor.

En este régimen los hijos ya no residirán habitualmente en un domicilio, sino que, con la periodicidad establecida, habitarán en el domicilio de cada uno de los progenitores. No existirá ya una residencia única, sino que existen dos viviendas, por lo que no es necesaria la adscripción de la vivienda familiar como protección del menor.

¿En estos casos, a quién ha de atribuirse el uso y disfrute de la vivienda familiar? ¿Cuáles son los criterios que rigen estas decisiones? ¿Podemos vender la vivienda familiar y pasar a ocupar cada progenitor un nuevo hogar? ¿Se puede establecer un sistema de uso temporal a favor de uno de los progenitores?

En estos casos, lo razonable es aunar el interés de los menores con el interés del titular o titulares de la vivienda, de manera que si la vivienda familiar pertenece a uno solo de los progenitores o a un tercero, se adjudicará su uso y disfrute a sus legítimos titulares.

Existen múltiples soluciones en función de las circunstancias familiares existentes, a diferencia de lo que ocurría en los supuestos de custodia exclusiva, en los que la atribución del uso y disfrute a favor de los hijos parece no tener discusión.

En el caso que la vivienda sea copropiedad de ambos progenitores podríamos establecer atribuciones temporales o incluso pactar la venta de dicho inmueble para ocupar cada progenitor el suyo propio.

En el caso que la vivienda sea privativa de uno solo de los progenitores, hemos de tratar de armonizar el derecho de uso de la vivienda con el derecho del titular de la vivienda, concediéndole el uso a quien es propietario del mismo, o estableciendo un uso limitado al que no lo es, pero permitiendo a su propietario recuperar dicha vivienda en un plazo de tiempo prudencial.

Contacta con nuestro despacho al teléfono 968244835, al móvil 609889700 o visitar nuestra página www.cyafamilia.com

Atribución del uso de la vivienda familiar en Custodia Exclusiva.

abril 12th, 2018 Posted by Convenio Regulador No Comment yet

Reproducimos en este post el contenido exacto de nuestra cláusula del Convenio Regulador que usamos como orientación para nuestros clientes en su primera entrevista con nosotros. Podrá usted encontrar en sucesivas entradas de nuestro blog nuestras cláusulas tipo que debe conocer cualquier persona en trámites de divorcio.

«La vivienda que hasta la fecha era el domicilio familiar, es propiedad de ambos cónyuges, el uso y disfrute de la misma corresponderá a los hijos menores y, en consecuencia, a la madre, *****; mientras ostente la guarda y custodia de los menores.

El abono de los suministros de luz, agua, teléfono, internet, así como el recibo de la comunidad de propietarios, será de cuenta y cargo exclusivo del progenitor custodio, esto es, ******, que hará uso de la vivienda junto a sus hijos menores».

En este caso se regula la atribución de la vivienda familiar, habiéndose optado por un régimen de guarda y custodia exclusiva a favor de la madre.

Recordemos que el interés que ha de resultar protegido siempre y en todo caso es el de los hijos menores, de manera que, el uso y disfrute de la que era la vivienda familiar, en situaciones de guarda y custodia exclusiva, se va a atribuir casi con total seguridad a los hijos menores, y en consecuencia, al progenitor en cuya compañía queden.

Establece el artículo 96 del Código Civil: «En defecto de acuerdo de los cónyuges aprobado por el Juez el uso de la vivienda familiar y de los objetos de uso ordinario en ella corresponden a los hijos y al cónyuge en cuya compañía queden.

Cuando algunos de los hijos queden en la compañía de uno y lo restantes en la del otro, el Juez resolverá lo procedente.

No habiendo hijos, podrá acordarse que el uso de tales bienes, por el tiempo que prudencialmente se fije, corresponda al cónyuge no titular, siempre que, atendidas las circunstancias, lo hicieran aconsejable y su interés fuera el más necesitado de protección».

En el caso previsto en esta cláusula, ante el establecimiento de una custodia exclusiva, se aplicará lo dispuesto en el apartado primero del citado artículo 96, de manera que el uso y disfrute de la vivienda familiar se atribuye a los hijos menores y en consecuencia, al progenitor en cuya compañía quedan, esto es, la madre.

¿Y qué pasa si la vivienda familiar es propiedad de uno solo de los progenitores? ¿Se puede atribuir el uso y disfrute de esa vivienda al progenitor no titular?

Esta atribución a favor de los hijos se hará siendo el domicilio familiar propiedad de ambos progenitores o propiedad de uno solo, ello por cuanto la jurisprudencia establece que el uso debe ser atribuido a los menores, exista matrimonio o no, dado que el fundamento se encuentra en la protección de los menores y el principio de “favor filii”. De esta forma, podemos encontrarnos con que la vivienda sea propiedad del progenitor no custodio y el uso y disfrute de la misma se atribuya a sus hijos menores junto con el otro progenitor.

Esta atribución del uso y disfrute de la vivienda familiar a favor de los hijos menores, puede ser inscrita en el Registro de la Propiedad donde se encuentre inscrito el referido inmueble, de manera que exista esta carga a efectos de terceros.

Contacta con nuestro despacho al teléfono 968244835, al móvil 609889700 o visitar nuestra página www.cyafamilia.com

 

Guarda y Custodia Compartida.

abril 12th, 2018 Posted by Convenio Regulador No Comment yet

Reproducimos en este post el contenido exacto de nuestra cláusula del Convenio Regulador que usamos como orientación para nuestros clientes en su primera entrevista con nosotros. Podrá usted encontrar en sucesivas entradas de nuestro blog nuestras cláusulas tipo que debe conocer cualquier persona en trámites de divorcio.

La atribución de la Guarda y Custodia puede ser exclusiva a favor de uno de los progenitores o compartida. En este supuesto se opta por un régimen de guarda y custodia compartida.

La guarda, custodia y cuidado de los hijos menores sujetos a patria potestad se atribuye en régimen de convivencia compartida a ambos cónyuges.

El periodo de convivencia de los menores con cada uno de sus padres será por semanas alternas, en la forma que se detalla a continuación: 

Lunes

Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Domingo
Madre Madre Madre Madre Madre Madre Madre – Padre (1)
Padre Padre Padre Padre Padre Padre Padre – Madre (2)
Madre Madre Madre Madre Madre Madre Madre – Padre (1)
Padre Padre Padre Padre Padre Padre

Padre – Madre (2)

 (1) La madre entregará a los menores el domingo por la tarde a las 19 horas en el domicilio en el que convivan con el padre para que permanezcan con él la semana correspondiente.

 (2) El padre entregará a los menores el domingo por la tarde a las 19 horas en el domicilio en el que convivan con la madre para que permanezcan con ella la semana correspondiente.

 El régimen aquí establecido se aplicará también durante los meses de julio de cada año”.

Este régimen de Guarda y Custodia Compartida implica que los padres comparten el tiempo y cuidado de los hijos a partes iguales. La redacción del art. 92 del Código Civil no permite concluir que se trate de una medida excepcional, sino que al contrario, habrá de considerarse normal e incluso deseable, porque permite que sea efectivo el derecho que los hijos tienen a relacionarse con ambos progenitores, aún en situaciones de crisis, siempre que ello sea posible y en tanto en cuanto lo sea.

En este caso, los padres optan por un sistema de guarda y custodia compartida, por semanas alternas. Nuestra experiencia nos indica que, en términos generales es el sistema más razonable para los hijos, dado que las quincenas pueden resultar muy largas tanto para ellos como para los padres.

En algunos Convenios establecíamos una visita intersemanal del otro progenitor con pernocta, pero nos dimos cuenta de que en niños pequeños este sistema generaba una cierta inseguridad que hacía que el menor preguntase diariamente quién lo recogía del colegio, entendemos que el régimen semanal, sin visita intersemanal genera más seguridad.

No obstante, como hemos indicado en otros post, el Convenio Regulador se adapta y personaliza para cada familia y situación, de manera que, podemos optar por múltiples fórmulas en este régimen de custodia compartida (por quincenas, mensuales, trimestrales…)

En situaciones normales la elección de este régimen de Guarda y Custodia Compartida significará que ninguno de los progenitores deberá abonar pensión de alimentos a los hijos, dado que se entiende que cada uno asumirá los gastos que correspondan mientras estén en su compañía. Respecto a la que era la vivienda familiar, en tanto en cuanto, ninguno de los progenitores tendrá el cuidado en exclusiva, no será atribuida a uno de ellos, de manera que se atribuirá en su caso siguiendo criterios distintos al uso a favor de los menores y al cónyuge en cuya compañía queden.

Contacta con nuestro despacho al teléfono 968244835, al móvil 609889700 o visitar nuestra página www.cyafamilia.com

 

Guarda y Custodia Exclusiva.

abril 12th, 2018 Posted by Convenio Regulador No Comment yet

Reproducimos en este post el contenido exacto de nuestra cláusula del Convenio Regulador que usamos como orientación para nuestros clientes en su primera entrevista con nosotros. Podrá usted encontrar en sucesivas entradas de nuestro blog nuestras cláusulas tipo que debe conocer cualquier persona en trámites de divorcio.

La atribución de la Guarda y Custodia puede ser exclusiva a favor de uno de los progenitores o compartida. En caso de que la propuesta sea de Guarda y Custodia Exclusiva.

La guarda, custodia y cuidado del hijo menor, sujeto a patria potestad se atribuye por acuerdo de ambos cónyuges en exclusiva a la madre *****”

La realidad social hace que, en la mayoría de las ocasiones, si se opta por un régimen de guarda y custodia exclusiva, se atribuya a favor de la madre, con fijación de un régimen de visitas a favor del padre, como veremos en post siguientes.

Nuestra experiencia profesional nos ha demostrado que el régimen preferible de Guarda y Custodia es la compartida, sin embargo, existen circunstancias en las que este régimen resulta inviable, por ejemplo, porque los progenitores pasan a vivir en ciudades distintas o son los propios progenitores los que prefieren el régimen de custodia exclusiva, teniendo en cuenta cuestiones como la edad de los hijos.

Hemos de tener siempre, siempre presente que el interés supremo y fundamental que hay que proteger en todas estas cuestiones es el de los hijos menores.

En estos casos de guarda y custodia exclusiva, uno de los dos progenitores va a quedar al cuidado y en convivencia con los hijos, otorgándose a favor del progenitor no custodio un derecho de estancias, visitas y comunicaciones para disfrutar de sus hijos menores.

El optar por el régimen de guarda y custodia exclusiva conlleva el pago de una pensión de alimentos a favor de los hijos por parte del progenitor no custodio.

Igualmente, la opción por este régimen conllevará la atribución de la que era la vivienda familiar a favor del progenitor en cuya compañía queden los menores, salvo situaciones excepcionales a las que nos referiremos en posteriores post.

Normalmente, como aludiremos en posteriores post, se fijará un régimen de estancias de fines de semanas alternos, pudiendo establecerse también una visita o dos intersemanal, en las que los menores permanecerán con el progenitor no custodio, volviendo a dormir al domicilio en el que conviven con el progenitor custodio.

Contacta con nuestro despacho al teléfono 968244835, al móvil 609889700 o visitar nuestra página www.cyafamilia.com

Patria Potestad

abril 12th, 2018 Posted by Convenio Regulador No Comment yet

Reproducimos en este post el contenido exacto de nuestra cláusula del Convenio Regulador que usamos como orientación para nuestros clientes en su primera entrevista con nosotros. Podrá usted encontrar en sucesivas entradas de nuestro blog nuestras cláusulas tipo que debe conocer cualquier persona en trámites de separación o divorcio.

«La patria potestad será ejercida conjuntamente por ambos progenitores, tal y como dispone el artículo 156 del CC, por lo que cuantas decisiones sean necesarias en cuestiones que afecten directa o indirectamente a los hijos, serán consultadas y decididas por ambos progenitores, siempre en vigilancia del interés y beneficio de los mismos. Serán válidos los actos que realice uno de ellos conforme al uso social y a las circunstancias, o en situaciones de urgente necesidad.

 En caso de desacuerdo, cualquiera de los dos podrá acudir al Juez quien, después de oír a ambos y a los hijos si tuvieran suficiente juicio y, en todo caso, si fueran mayores de doce años, atribuirá sin ulterior recurso la facultad de decidir al padre o a la madre«.

Nuestra experiencia profesional nos ha hecho preparar un Convenio Regulador que prevé cuestiones de forma minuciosa, de forma que los progenitores no tendrán que recurrir al Juzgado cada vez que surja cualquier situación cotidiana en su día a día a partir de su ruptura matrimonial.

Obviamente nuestro Convenio Regulador se adapta a cada familia a la que se dirige, teniendo en cuenta tanto la situación familiar previa, como todas aquellas cuestiones que serán diferentes, una vez que los cónyuges deciden separarse o divorciarse.

La Patria Potestad es el conjunto de derechos que la ley confiere a los padres sobre las personas y bienes de sus hijos menores no emancipados, así como el conjunto de deberes que también deben cumplir los progenitores respecto de sus hijos.

La patria potestad ha de ejercerse siempre en beneficio de los hijos y entre los deberes de los padres se encuentra la obligación de estar con ellos, cuidarlos, protegerlos, alimentarlos, educarlos, procurarles una formación integral, representarlos legalmente y administrar sus bienes.

En nuestro Convenio Regulador, la Patria Potestad se atribuye a ambos progenitores, salvo casos excepcionales, de manera que ambos deberán estar de acuerdo en cuestiones relevantes que afectan a sus hijos menores. Estas cuestiones relevantes, son por ejemplo la fijación o cambio de la residencia de los hijos, elección del centro escolar al que asistirá el menor, elección de las actividades extraescolares y/o complementarias a las que acudirá el menor, participación o no del menor en celebraciones religiosas, intervenciones quirúrgicas o tratamientos médicos (psicólogos).

Y ¿qué pasa si los progenitores no están de acuerdo en estas cuestiones?

En estos casos habrá que requerir el auxilio judicial a través de un procedimiento de jurisdicción voluntaria. En este procedimiento las partes presentarán sus propuestas y fundamentos y el Juez decidirá, tras haber escuchado a los hijos si tuvieran suficiente juicio y, en todo caso, si tuvieran más de 12 años.

Contacta con nuestro despacho al teléfono 968244835, al móvil 609889700 o visitar nuestra página http://www.cyafamilia.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR