Monthly Archives: octubre, 2018

Pensión Compensatoria.

octubre 23rd, 2018 Posted by Convenio Regulador, Divorcio, Matrimonio No Comment yet

En este caso hablamos de la Pensión Compensatoria en un supuesto en el que el régimen económico matrimonial ha sido el de Separación de bienes y no hay desequilibrio entre los cónyuges.

 «Renuncia a Pensión Compensatoria, Deudas personales e Indemnización por Régimen de Separación de Bienes.- Ambas partes manifiestan y expresamente consienten en renunciar a cualquier tipo de pensión compensatoria por desequilibrio que por cualesquiera circunstancias pudiera corresponderles como consecuencia del matrimonio habido entre ambos; igualmente expresamente se renuncia por parte de ambos a cualesquiera compensaciones o indemnizaciones de cualquier tipo que pudiera corresponder a cualquiera de ellos por ocasión del régimen económico matrimonial de separación de bienes por el que se ha regido su matrimonio (1438CC); y de igual modo ambas partes dan por extinguidos cualesquiera créditos entre ellos que por cualesquiera conceptos se hubieran podido ocasionar a lo largo del matrimonio, manifestando nada tener que reclamarse por ninguno de los conceptos anteriormente indicados .»

 El presupuesto necesario tanto hoy como en sus inicios para valorar la oportunidad de fijar o no Pensión Compensatoria sigue siendo el desequilibrio económico, concepto jurídico indeterminado que hay que poner en relación con las restantes obligaciones o cargas familiares a las que deben hacer frente los miembros de la extinta pareja, sobre todo cuando existen menores implicados.

Dice la STS de 4 de diciembre de 2012: «…por desequilibrio ha de entenderse un empeoramiento económico en relación con la situación existente constante matrimonio que debe resultar de la confrontación entre las condiciones económicas de cada uno, antes y después de la ruptura. Puesto que por su configuración legal y jurisprudencial la pensión compensatoria no tiene por finalidad perpetuar, a costa de uno de sus miembros, el nivel económico que venía disfrutando la pareja hasta el momento de la ruptura, sino que su objeto o finalidad  legítima es lograr reequilibrar la situación dispar resultante de aquella, no en el sentido de equiparar plenamente patrimonios que pueden ser desiguales por razones ajenas a la convivencia, sino en el de colocar al cónyuge perjudicado por la ruptura del vínculo matrimonial en una situación de potencial igualdad de oportunidades laborales y económicas respecto de las que habría tenido de no mediar el vínculo matrimonial…».

 En este supuesto ambos cónyuges han trabajado durante el matrimonio y no existe una dedicación de uno de ellos a la familia con merma sustancial de su capacidad profesional. Por tanto, ambas partes manifiestan expresamente que no existe derecho a favor de ninguno de ellos para fijar una pensión compensatoria, y para el caso de que existiese, ambos renuncian al mismo.

 Teniendo en cuenta que en este supuesto el régimen económico que ha regido durante el matrimonio ha sido el de separación de bienes, en nuestra Cláusula se renuncia igualmente a la cualquier compensaciones o indemnizaciones de cualquier tipo que pudiera corresponder a cualquiera de ellos por ocasión de dicho régimen.

Lo que el artículo 1438 CC pretende proteger es una situación en la que uno de los cónyuges ha dedicado su matrimonio al cuidado de la familia pero no tiene el goce de los bienes o ganancias habidas durante el matrimonio dado que su matrimonio no se regía por la sociedad de gananciales.

Como ya hemos puesto de manifiesto en distintos post, cada familia es un mundo y cada situación debe ser valorada individualmente, por eso, contacta con nuestro despacho al teléfono 968244835, al móvil 609889700 o visita nuestra página www.cyafamilia.com

Gastos Extraordinarios.

octubre 2nd, 2018 Posted by Convenio Regulador, Divorcio, Matrimonio No Comment yet

Reproducimos en este post el contenido exacto de la cláusula del Convenio Regulador que en nuestro despacho usamos como orientación para nuestros clientes en su primera entrevista con nosotros. En este caso hablamos de los gastos extraordinarios, que suele ser común para supuestos de guarda y custodia exclusiva y compartida.

 «Gastos extraordinarios.- Ambos progenitores acuerdan que por lo que respecta a los gastos extraordinarios que se pudieran generar en un futuro por parte del hijo del matrimonio, serán satisfechos por mitad entre ambos progenitores.

 Se entenderán por gastos extraordinarios todos aquellos que salen de lo común y que no sean previsibles a la firma del presente Convenio, ni se produzcan con cierta periodicidad.

El concepto de gasto extraordinario indeterminado, inespecífico, y su cuantía líquida por su propia naturaleza necesitará ser predeterminada y objetivada en cada momento. 

El progenitor que identifique la existencia de un gasto extraordinario, lo comunicará de inmediato al otro progenitor, justificándolo documentalmente, en la medida de lo posible. En caso de silencio o aceptación del gasto extraordinario, se procederá a la reclamación de la parte que le corresponda al otro progenitor. En caso de que exista oposición o negación por parte del otro progenitor, cualquiera de las partes deberá acudir al Juez para que éste decida según el foro si se trata o no de un gasto extraordinario, y posteriormente se procederá a su reclamación. 

Disconformidad.- Caso de que el progenitor no estuviera conforme con alguno algunos de los gastos presentados por el otro progenitor se lo hará saber a éste al objeto de tratar de solucionar el tema sin acudir al auxilio judicial». 

En este cláusula se establece la forma que suele ser más habitual en la que se satisfarán los gastos extraordinarios de los hijos, abonándose por mitad entre ambos progenitores.

Sin embargo, existen supuestos en los que, a la vista de las diferencias entre las capacidades económicas de los progenitores, se establecen porcentajes diferentes (60% – 40%) a la hora de abonar dichos gastos extraordinarios; o, incluso supuestos en los que uno de los progenitores, por su especial situación económica, es el que asume el 100% de los mismos.

El concepto de gasto extraordinario implica necesariamente que el mismo será indeterminado, inespecífico y su cuantía necesitará ser predeterminada y objetivada en cada momento.

El sistema establecido por CyAFamilia es el siguiente: el progenitor que identifique la existencia de un gasto extraordinario, lo comunicará de inmediato al otro progenitor, justificándolo documentalmente, en la medida de lo posible.

En caso de silencio o aceptación del gasto extraordinario, se procederá a la reclamación de la parte que le corresponda al otro progenitor. En caso de que exista oposición o negación por parte del otro progenitor, cualquiera de las partes deberá acudir al Juez para que éste decida si se trata o no de un gasto extraordinario, y posteriormente se procederá a su reclamación.

Como son gastos que surgirán de forma repentina, no pueden ser tenidos en cuenta a la hora de determinar, en su caso, la pensión de alimentos que, en su caso, corresponda a los hijos.

Ejemplos de gastos extraordinarios serán unas gafas para uno de los hijos, aparatos de dientes, viajes de estudios, etc… 

Como hemos manifestado en los anteriores post, cada situación familiar es distinta y en Carrión y Asociados adaptamos nuestros Convenios a las necesidades de cada una. 

Contacta con nuestro despacho al teléfono 968244835, al móvil 609889700 o visitar nuestra página www.cyafamilia.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR